Aprende todo lo relacionado con las bodas celtas

Las Bodas Celtas, representan un evento significativo que esta lleno de ritos encantadores y únicos,  además es un acontecimiento donde prevalece el ambiente cargado de su naturaleza, se le da honor a la madre tierra, y reciben grandes bendiciones cargadas de buenas energías que provienen de los ancestros y de los espíritus de sus dioses.

Boda celta

Boda Celta

Una boda celta, es un acontecimiento que está envuelta de grandes símbolos, su ceremonia es mágica en el mundo de la naturaleza, además es muy admirada y respetada.

Los celtas, dentro de su cultura, consideran las bodas como un evento donde dos almas se enlazan para conseguir energía, fortaleza y otras condiciones que les permita multiplicarse para proveer sus necesidades, además de ayudar a superar las fallas que tienen cada uno de los novios, con el apoyo y enseñanzas del uno hacia el otro.  (Ver Artículo: Bodas marroquíes)

Las bodas celtas, son consideradas eventos encantadores donde se percibe la conexión con todo lo que representa la naturaleza, y en todos sus rituales se encuentran sintonizados con reverencia al planeta tierra.

Boda celta

Las celebraciones de bodas celtas, se realizan en ambientes libres donde esté presente en todo su esplendor la esencia de lo natural. Estas bodas, generalmente no son realizadas en recintos cerrados, como castillos, salones majestuosos, ni toldos, ni otro elemento que se parezca, de lo contrario le restan el auténtico motivo de frescura y libertad.

Ritos en una boda celta

Para la celebración de esta sublime y fantástica boda celta, se realizan una serie de rituales que están representados de dos formas, el enlace matrimonial que incluye la ceremonia de la unión; y la realización de la boda, que es cuando ocurre la celebración.

El matrimonio debe llevarse a cabo por un oficiante que sea un verdadero maestro en ceremonias celtas. La tradición de la cultura celta, permite que la boda este oficiada por especialistas en casamiento celta, un Meiga Celta y otro oficiante.

La preparación del altar nupcial, donde se efectuará la ceremonia celta, es un templo simbólico formado por una circunferencia decorado con espléndidas y frescas flores de color blanco, y se colocan cuatro velas blancas en cada punto cardinal del ambiente.

El altar para la ceremonia de la boda celta, debe estar con dirección hacia el Norte, donde se coloca una vela dorada, representando al sol; igual se coloca una vela planteada en representación de la luna, una vela de color blanco, representando a los que se encuentran presentes en el acto

Igualmente se coloca una vela nupcial de color blanco, una vasija con sal que simboliza la tierra. Así como una vasija con agua, simbolizando el elemento agua.

Una vez que el altar está preparado, esperando que comience la ceremonia celta, el oficiante procede a anunciar el motivo de la reunión, rogando la bendición de todos los elementales de los puntos cardinales como son el Este, Sur, Oeste y Norte.

Boda celta

Entonces, es cuando se comienza el rito de la unión matrimonial, en ese instante entran los esperados novios, quienes hace su majestuosa entrada por el lado Este, tomado de las manos de los padrinos, y enseguida se posan dentro del círculo de flores donde los recibe el hermoso altar.

Acto seguido, los oficiantes comienzan a declamar varias oraciones, honrando a los ancestros de los novios, así como a todos los que se encuentran presentes, y hasta los ausentes.

De inmediato, los novios les hacen entrega a sus padres regalos simbólicos, que son colocados en el altar, se refiere a una ofrenda que representa al planeta tierra y su naturaleza.  (Ver Artículo: Bodas ibicencas)

Una vez que se ha concluido este acto, es cuando se da inicio al ritual de la unión de manos, pero, de acuerdo a la tradición, para proseguir con el acto ceremonial, el oficiante, con certeza le pregunta a los novios, si están en ese lugar por su propia voluntad, a lo que los contrayentes deben responder con voz clara, y así sucesivamente irán respondiendo cada pregunta que se les formule.

Boda celta

Es cuando el oficiante toma las manos de los novios, las junta de derecha a izquierda y las ata con lazo que tiene el significado de eternidad.

Presenta antes los novios e invitados, los símbolos que representan el ciclo de la vida, bendecirá las alianzas matrimoniales, que las coloca en el altar, y les pregunta a los novios, si prometen aportar luz, amor y felicidad a la unión conyugal.

En el rito de la unión de las manos, es muy importante que las manos de los novios queden entrelazadas simulando el número ocho, no solamente en representación del signo infinito, sino que figura la unión de los astros del sol y la luna, y de las vibraciones positivas tanto femeninas como masculinas. Justo en el momento que los contrayentes están dando respuesta a la pregunta del oficiante, deben de encender la vela nupcial de color blanco.

Después del juramento, los novios enseguida deben proceder a desatarse las manos, sin desbaratar el nudo del lazo, y cada uno de los novios toma el aro de oro que se colocarán recíprocamente. Concluido este rito del enlace de la manos, los novios ya están casados, y es cuando toman la conocida piedra nupcial que simboliza los buenos augurios, y posan sus manos sobre ella para consagrarla.

Boda cekta

En este ritual de unión de las manos, no hay ningún ritual que sea parecido en bodas celtas, cada uno tiene su propia naturaleza y estilo para realizarlo. Por la originalidad de esta ceremonia, no hay normas precisas que se deben cumplir, la intención de los oficiantes y las Meigas, es que la celebración de la boda y de los novios sean por siempre.

Siendo el oficiante o Meiga, un individuo especialista en la antigua religión y quien lleva una vida en comunión ante la presencia de Dios, y su experiencia lo capacita a celebrar bodas, según las necesidades de las parejas que lo seleccionar para realizar estos acontecimientos.  Lo que traduce, que la bendición de las energías de los Dioses, acompañará por el resto de sus vidas a los futuros esposos. (Ver Artículo: Bodas chinas)

Lo que traduce, que la bendición de las energías de los Dioses, acompañará por el resto de sus vidas a los futuros esposos.

En las bodas celtas, también está presente una piedra nupcial, que se refiere a una gema de río, que la pareja coloca sus manos sobre la piedra que les sostiene el oficiante de la boda, expresando las siguientes palabras: “¡que la tierra sea testigo, de estos novios que se unen en amor, dicha, prosperidad y plena libertad de la naturaleza, que así sea!

Los novios, toman los regalos que les provee la madre naturaleza, los mezcla y se les ofrenda a los espíritus de la tierra, prometiendo que la tierra es su nuevo hogar.

Los novios junto al juramento que hacen lo sellan con un beso. De inmediato, las damas de honor y amigos, les arrojan pétalos dulces y le desean fertilidad acompañada de felicidad.

El oficiante de la ceremonia concluye “que la bendición de los dioses y de nuestros ancestros nos acompañe siempre, y que su unión permanezca por siempre, que así sea”.

Los invitados, también cuenta con una piedra nupcial,  esta roca tiene el significado de traspasar a los invitados la buena energía, y que los deseos sean cumplidos en la unión matrimonial.

boda celta

Las piedras nupciales se arrojan dentro de una cesta, que es colocada al lado del altar. Al finalizar la ceremonia, la piedra debe ser devuelta al agua, en señal para que los contrayentes tengan una vida de completa armonía y llena de amor. Sin embargo, hay quienes prefieren llevarse consigo a casa, porque tienen la creencia que atraerán buena suerte a sus vidas.

Comienza la nueva vida para los esposos recién casados, y dentro de los ritos de bodas celtas, también se cuenta con el de la escoba, que se trata de colocarla en el piso, simbolizando el utensilio para purificar y limpiar todo lo antiguo, y alejar hechicerías, y dar comienzo a una nueva vida. Los novios se toman de la mano y saltan sobre la escoba, simulando el paso a nueva vida conyugal, que iniciarán juntos.

Acto seguido, los novios deben agradecer a la naturaleza haberlos acogido, por lo que toman un pequeño trozo de pan, se lo comen e ingieren sorbos de vino, dejando migas de pan y gotas de vino en el suelo. Con este rito se procede a continuar con otros actos para concluir la boda celta.

Boda celta

Para culminar oficialmente, la boda celta, los invitados y otros que estén presentes en la boda, se unen en gigante circulo, y tomados de la mano, pronunciarán oraciones y plegarias, con la intención de agradecer al universo todos los buenos sentimientos que les provee el cosmos.

Cuando se debe celebrar una boda celta

Los celtas, se ubicaron en el extenso territorio de Europa, comprendiendo los territorios altos de Irlanda hasta Galicia y Asturias en el norte de España. Su cultura se ha caracterizado por la realización de bodas hermosas y originales.

Los novios, que deciden casarse en estos pueblos celta, prefieren contraer nupcias durante las fechas que se realizan algunos importantes festivales en entre los meses de Abril a Octubre.

Boda celta

Por lo que las estaciones de primavera y verano, representa para los celtas, la época de las cosechas de sus frutos, y suele ser perfecto para las uniones matrimoniales.

Entre las fechas elegidas por los celtas para cumplir su sueño de boda, están el 1 de mayo en el hemisferio norte, y luego el 31 de octubre en el hemisferio sur. Tradicionalmente, también prefieren la fecha el 1 de agosto, según las creencias celtas, la naturaleza se encuentra en buena disposición de abundancia y fertilidad.

Vestimentas de los novios

Las novias que van contraer nupcias, al estilo celta, siempre desean buscar un vestido parecido a los que usaban sus ancestros y la tradición de los pueblos. Por lo que prefieren lucir un sencillo traje de novia, con una tela de textura suave y ligera, con una confección que este acuerdo con el ambiente.

Bodas celtas

Las novias en sus bodas celtas, tienen por costumbre lucir en su vestimenta la conocida flor “Bell de Irlanda”, debido a que es típica de la región, y la contrayente puede lucirla en una diadema que se llevará puesta en su cabeza o en el tradicional ramo de novia.

Mientras tanto, el novio puede llevar puesto una vestimenta confeccionado con diseño clásico, igual les está permitido lucir un estilo casual.

Banquete

Los alimentos que prevalecen en un banquete de bodas celta, está representado por la costumbre de ofrecer pan y aguamiel. Igualmente, se pueden ofrecer la tradicional torta de boda, vino o sidra.

Durante el banquete, se le ofrece a la novia pan y al novio aguamiel, vino o sidra, lo que prefiera, que los aguantan en sus manos, mientras el sacerdote o el oficiante les bendice.

Boda celta

Luego que reciben la bendición, la pareja de novios, ofrece estos alimentos a la tierra, donde arrojan trozos de pan y una porción de aguamiel; después se lo ofrecen mutuamente, y por último es compartido con todos los invitados, quienes se colocan en circulo compartiendo los panes, aguamiel, vino o sidra, según sea el gusto de cada uno.

Origen

En la actualidad, se conocen los distintos ritos que envuelven una boda celta, que provienen de los pueblos celtas conocidos como Irlanda, Escocia y Gran Bretaña, de donde se expandió por diferentes pueblos celtas.

El nombre que recibe Unión de Manos o Handfasting, es originario del idioma inglés, que ocurría cuando los contrayentes en un matrimonio, se miraban a los ojos, y tomaban sus manos de derecha a izquierda, en forma del símbolo infinito, mientras que el lazo se ataba a las manos con un nudo.

Boda celta

Desde la antigüedad, para los celtas, el símbolo infinito representa la eternidad, el amor, la perfecta unión del sol y de la luna, así como las energías positivas que vibran entre lo femenino y lo masculino. Así como significa la igualdad entre el hombre y la mujer como pareja conyugal

Algunos mitos

En todos los aspectos de la vida, existen supersticiones y creencias, y por supuesto, los celtas también cuenta con algunos, y deben considerar, al momento de celebrar su boda.

  • Los celtas, no deben celebrar su boda un día sábado, resulta de mala suerte.
  • No es recomendable, el dìa de la boda, vean ni asistan a un acto fúnebre o entierro, significa mal presagio.
  • Es desafortunado, que cualquiera de los contrayentes se encuentra próximo o cerca de un objeto roto como vasos o tazas, justo el dìa de la boda.
  • En el caso que el dìa de tu boda, escuches por la mañana, el canto de un ave conocido como cuco, tengan plena seguridad que la vida matrimonial va a ser exitosa en todos los aspectos.

Boda celta

  • Si los novios, eligen unirse en matrimonio, justo un día que la fase lunar se encuentra en creciente y además la marea alta, es una fusión excelente para conseguir y atraer la armonía, el amor y la prosperidad.
  • Como presagio de mal augurio, ningún invitado debe asistir a la boda vestido de color verde.
  • La primera persona que debe felicitar a los novios por la uniòn conyugal, debe ser del sexo masculino, si fuera una mujer trae mala suerte.
  • En el caso que tu suegra, te arroje un trozo de pastel de boda a tu cabeza, cuando ingresas a la vivienda, luego de celebrar la boda, significa que serán amigas por siempre.
(Visited 159 times, 1 visits today)

Deja un comentario