Padres Primerizos, aprende todo sobre ellos aquí

Los Padres Primerizos, son aquellas personas que se enfrentan por primera vez a la hermosa pero ardua tarea de criar a un hijo; por lo general, luego de pasar por el embarazo y el parto. Tal situación conlleva a iniciar una nueva vida con un bebé en casa. Los Padres Primerizos, se llenan de ansiedad una vez en casa con su pequeño tesoro, y muchas veces no tienen ni idea de lo que están o tienen que hacer con el bebé.

Padres Primerizos

Padres Primerizos, primeras experiencias

En términos generales, los Padres Primerizos al encontrarse con su primer hijo tienen un comportamiento con cierta ansiedad y angustia ante un escenario donde harán su debut inaugural, es decir, ser padres por primera vez. Tal situación es debido a sus temores sobre si podrán hacer frente adecuadamente su nueva función; y, principalmente, se preguntan si conseguirán educar correctamente a su hijo, desde los primeros pasos hasta la adultez.

Los Padres Primerizos llenos de ilusión y encanto, inician su caminar por un trecho bastante complejo de transitar pero pleno de experiencias, aciertos y desaciertos. El nuevo bebé no llega solo, pues trae consigo un cambio en la vida cotidiana de las parejas, por lo surgen muchos miedos, lo cual es perfectamente normal.

En el momento que llegan a casa con el nuevo miembro de la familia, los Padres Primerizos pueden llegar preguntarse: ¿Lo haré sin errores?, ¿Podré hacerlo bien?. La respuesta a tales interrogantes, sin duda, es sí. Los nuevos padres serán capaces, aprenderán, y su bebé estará protegido y bajo el total cuidado de estos, solo necesitan paciencia y organización para dar los primeros pasos con éxito.

Padres Primerizos

Convertirse en padres es el rol más significativo en la existencia de toda persona, pues significa adoptar una actitud positiva ante su nueva responsabilidad, que por demás, no es delegable, y cambiar la forma de vida para siempre. Generalmente, los Padres Primerizos saben que sus vidas darán un giro a su estilo de vida de 360º para toda la vida, les corresponde educar lo más correctamente a su hijo, desde que nace hasta que se separen de ellos.

De igual forma, los Padres Primerizos, ya no están solo, pasan a ser una familia; se estrecha la unión, es especial, ofrece la posibilidad de compartir la durante todo el proceso de criar a un hijo. En ese fruto ambos, verán crecer a su hijo llenos expectativas, garantiza la perpetuidad de la familia; y lo mejor, se inicia un nuevo nexo padre/madre, que se caracteriza por un amor inconmensurable, irreemplazable, y por demás satisfactorio, general una sensación de plenitud e intimidad únicas. (Ver también: Buenos Padres)

También, luego de la llegada de un hijo, los Padres Primerizos pueden afrontar algunas disputas de pareja, al no ponerse de acuerdo en la crianza y educación del mismo, por celos o, sencillamente, por los altibajos cotidianos de ser padres. Ante tal escenario, resulta primordial que ambos se preparen mentalmente, que antes de la concepción estén decididos a asumir el desafío de ser padres en forma conjunta, y acordando criterios sobre ello.

Por todo ello, es fundamental que haya una comunicación asertiva y fluida entre los Padres Primerizos. A tales  deben apreciar las necesidades básicas que presente el bebé; mostrando una actitud especial y cariñosa en su comunicación, ya que no es suficiente  saber sobre sus necesidades básicas. 

La ayuda nunca sobra

Generalmente los Padres Primerizos necesitan una mano, sobre todo esos días siguientes al nacimiento del bebé, no dude, valore y solicite colaboración mientras este convaleciente, que seguramente, puede resultar muy dinámico y agotador. Mientras esté en el centro hospitalario, hable con los expertos que le rodean.

Hoy día muchos centros de salud cuentan con personal calificado en alimentación o asesores de lactancia, estos pueden ayudar a estos Padres Primerizos a comenzar el hermoso proceso de amamantar o alimentar con biberón. Las enfermeras también son un gran recurso para mostrarle cómo sostener, eructar, cambiar y cuidar a su bebé.

Padres Primerizos

Ahora, para obtener ayuda en el hogar, es posible que desee contratar a una enfermera para bebés, a una chica joven responsable de su vecindario para que los ayude por un corto tiempo después del parto. En todo caso, el médico o el hospital pueden ayudarles a encontrar información sobre la ayuda en el hogar, y pueden hacer una referencia a agencias de atención médica a domicilio.

Otra alternativa son los familiares y amigos, que a menudo también quieren ayudar, atraídos por la ternura del bebé, además de que estos pueden estar ávidos de transmitir a los Padres Primerizos toda su experiencia con sus hijos; por ello no los desestime. Incluso si no está de acuerdo con ciertas cosas, no descarte su experiencia. Pero si no tiene ganas de tener invitados, o si tiene otras inquietudes, no se sienta culpable por imponer restricciones a los visitantes.

Disfrute la experiencia

Todos los padres, en algún momento fueron Padres Primerizos, por ello viva su experiencia, probablemente está preocupada(o) de que quizás su recién nacido lleve un pañal al revés y ni siquiera se dará cuenta; a lo mejor está segura(o) de que nunca logrará sacar un gran eructo de su pequeño; caerá en la trampa de la multitud de posibles problemas de lactancia; pues deja de estresarse.

Padres Primerizos

En tal sentido, recuerde que ustedes son Padres Primerizos, tienen poca experiencia previa en la mayoría de los aspectos del bebé, desde cambiar pañales (especialmente para un niño recién nacido a quien le encanta hacer salpicaduras) y eructos , (su bebé, no ustedes), por lo que no se puede esperar que esté al cuidado del bebé desde el principio.

Por todo ello, si se equivocan un poco en las primeras semanas, no se preocupen, disfruten de ser Padres Primerizos, y aprendan de las experiencias; en primer lugar, los errores son un ritos de pasaje de crianza y, en segundo lugar, es probable que su bebé sea muy indulgente. En realidad, es probable que nadie se dé cuenta de su inexperiencia y que esperó demasiados días para cortar esas uñas, o que no sacó cada mota de la mugre de los lindos pliegues en el cuello de su bebé.

Si desea un poco de mayor tranquilidad cuando ya se queden a solas con su bebé, es tener a la mano el número de emergencia del pediatra, seguramente les dará una respuesta oportuna, entendiendo que son Padres Primerizos. Así entonces, cuanto más aprendan sobre el cuidado de su bebé, y cuanto más conozcan sus caprichos, más cómodos se sentirán con esos zapatos de nuevos padres. Antes de que se den cuenta, estarán preparando y bañando a su recién nacido sin pestañear.

padres primerizos

A pesar de que los bebés crecen y crecen, más rápido de lo que puedan imaginar, una cosa sigue siendo la misma: mamá lo oye todo, lo sabe todo por instinto; y fuerte papá también es el mejor. Una vez dicho esto, no tenga miedo de pedir ayuda si la necesita, bien sea recurrir a amigos con experiencia o pedirle a su suegra que cuide al bebé alguna noche para tomarse un buen y necesario sueño  mientras la abuela está de servicio.

Modo de tratar al nuevo bebé 

Si son Padres Primerizos, obviamente no han pasado tiempo con recién nacidos, la delicadeza de sus cuerpecitos algunas veces puede dar temor cogerlos. Por ello, se exponen algunos conceptos básicos y sencillos para que pueda tener confianza y recordarlos:

  • Asee las manos con desinfectante antes de manipular a su bebé. Los recién nacidos aún no desarrollan su sistema inmune totalmente, por lo que están en riesgo de infección.
  • Cerciórese que quienes estarán en contacto con el bebé, también cuenten con las manos limpias.
  • Con cuidado apoye la cabeza y el cuello de su bebé.
  • Acueste la cabeza cuando lleve a su bebé, y apoye la cabeza cuando lleve al bebé en posición vertical, o cuando acueste a su bebé.
  • Nunca sacuda a su recién nacido, ya sea en el juego o en la frustración. Sacudir puede causar sangrado en el cerebro e incluso la muerte. Si necesita despertar a su bebé, no lo haga temblando; en cambio, haga cosquillas en los pies de su bebé o sople suavemente en la mejilla.
  • Asegúrese de que su bebé esté bien sujeto al transportador, al carrito o asiento de su casa o el vehículo.
  • Límite cualquier actividad que pueda ser demasiado difícil o inflable.
  • Recuerde que su recién nacido no está preparado para el juego rudo, como que se le agite en la rodilla o que se lo lance al aire.

Padres Primerizos

Modo de calmar a su bebé

Los Padres Primerizos, muchas veces no tiene ni idea del modo de calmar a un bebé; por ello es importante establecer la unión entre los padres y bebé. La unión, probablemente una de las partes más placenteras del cuidado infantil, ocurre durante el momento sensible en las primeras horas y días después del nacimiento, cuando los padres hacen una conexión profunda con su bebé. La cercanía física puede promover una conexión emocional.

En tanto, para los bebés, el apego contribuye a su crecimiento emocional, que también afecta su desarrollo en otras áreas, como el crecimiento físico. Otra forma de pensar en la vinculación es “enamorarse” de su bebé, tarea nada difícil para los padres, sobre todo los Padres Primerizos, que se emocionan sobremanera de su bebé, enamorándose de inmediato. Los niños prosperan al tener uno padres u otro adulto en su vida, que los ame incondicionalmente.

Los Padres Primerizos, deben comenzar a formar lazos estrechos con el nuevo miembro de la familia, acunando a su bebé y acariciándole suavemente en diferentes patrones. La pareja también pueden aprovechar la oportunidad de estar “piel con piel”, sosteniendo a su recién nacido contra su propio cuerpo mientras se alimenta o acuña.

padres primerizos

Los bebés, especialmente los bebés prematuros y aquellos con problemas médicos, suelen responder al masaje infantil. Ciertos tipos de masaje pueden mejorar la unión y contribuir con el crecimiento infantil. Muchos libros y vídeos cubren el masaje infantil; pídale recomendaciones a su médico. Así que Padres Primerizos, dele un masaje suave y delicado a su pimpollo.

Importante para los Padres Primerizos, saber que los bebés aman los sonidos, como las palabras, balbucear, cantar y arrullar. Probablemente a su bebé también le encantará escuchar música. Sonajeros para bebés y móviles musicales son otras buenas maneras de estimular la audición de su bebé. Si su pequeño está siendo quisquilloso, intente cantar, recitar poesía y rimas infantiles, o leer en voz alta mientras le balancea suavemente en una silla.

Otro aspecto a tener en cuenta por los Padres Primerizos, es que algunos bebés pueden ser inusualmente sensibles al tacto, la luz o el sonido, y pueden asustarse y llorar fácilmente, dormir menos de lo esperado o voltear sus rostros cuando alguien les habla o les canta. Si ese es el caso de su bebé, mantenga los niveles de ruido y luz bajos a moderados. (Ver artículo: Consejos para Padres)

Consejos para Padres Primerizos

Convertirse en Padres Primerizos, es un territorio desconocido, desde el primer día que se enteran que están embarazados en el cerebro ocurre una especie de corto circuito. Puede provocar pánico, preocupación, e inducir a un exceso de análisis en un intento de calcular el resultado más lógico de una situación.

Todos los Padres Primerizos, sienten que todavía no están listos y que no tienen los conocimientos necesarios para navegar por estas aguas desconocidas; sienten que no están listos para tener un bebé. Pero en verdad, nunca estarán listos, ser padres, es crecer con hijos, en especial lo novedoso de la llegada del primer hijo.

Por ello, los Padres Primerizos tendrán que enfrentarse a su realidad y dirigir todo lo relacionado con los cuidados del bebé. Por tanto, dejamos algunos consejos básicos y sencillos para Padres Primerizos que les ayudarán a sobrevivir al primer mes del bebé.

padres primerizos

El envolvimiento: este método útil y eficiente durante las semanas iniciales del bebé, y también es técnica relajante que los Padres Primerizos deben aprender. El envolver de manera eficaz las extremidades de un bebé al lado de su cuerpo, permitiendo algún movimiento de sus piernas. La cobija no solo mantiene al bebé cálido y cómodo, sino que también le proporciona a todos los recién nacidos una sensación de seguridad y confort.

Es importante para los Padres Primerizos, que conozcan que con envolver al bebé, también puede ayudar a limitar el reflejo de sobresalto, que puede despertar a un bebé. Aquí está cómo envolver a un bebé:

  • Coloca la manta donde envolver  al bebé de forma extendida, con un borde doblado ligeramente.
  • Disponga al bebé con la boca arriba sobre el mantón con la cabeza sobre el borde doblado.
  • Envuelva el borde izquierdo sobre el cuerpo y póngalo debajo del cuerpo del bebé, pasando bajo el brazo derecho.
  • Suba la esquina inferior sobre los pies del bebé y tire de ella hacia la cabeza, doblando la tela hacia abajo si se acerca a la cara. Asegúrese de no envolver demasiado apretado alrededor de las caderas. Las caderas y las rodillas deben estar ligeramente dobladas y giradas. Envolver a su bebé demasiado fuerte puede aumentar la posibilidad de displasia de cadera .
  • Envuelva el borde derecho por todo el cuerpo del bebé y pase debajo de la espalda del bebé en el lado izquierdo, dejando solo el cuello y la cabeza expuestos.
  • Para asegurarse de que su bebé no esté demasiado apretado, asegúrese de que pueda deslizar una mano entre la manta y el pecho de su bebé, lo que le permitirá respirar cómodamente. Pero, asegúrese de que la manta no esté tan suelta como para que se pueda deshacer.
  • Los bebés no deben envolverse luego de los 2 meses de edad. A esta edad, algunos bebés pueden voltearse mientras están envueltos, lo que aumenta el riesgo de una muerte súbita del lactante.

padres primerizos

El cambio de pañales:  seguramente, antes de llevar a su bebé a casa, decida si va a usar pañales de tela o desechables. Cualquiera que use, su pequeño con toda certeza los ensuciar unas 10 veces al día o unas 70 veces a la semana.  En todo caso, antes de cambiar el pañal de su bebé, asegúrese de tener todos los suministros al alcance para que no tenga que dejar a su bebé desatendido en la mesa de cambio. Para ello los Padres Primerizos necesitarán:

  • Un pañal limpio.
  • Sujetadores (si se usan pañales de tela premoldeados).
  • Un ungüento para pañales anti alérgica, para proteger la delicada piel del bebé.
  • Paños húmedas para pañales, o un recipiente con agua tibia y un paño limpio o bolas de algodón.
  • Después de cada movimiento intestinal o si el pañal está mojado, acueste a su bebé boca arriba y retire el pañal sucio.
  • Use el agua, las bolas de algodón y la toallita (tantas como sean necesarias), para limpiar suavemente el área genital de su bebé.
  • Cuando retire el pañal del bebé, hágalo con cuidado porque la exposición al aire puede hacerlo orinar. Al limpiar a una niña, limpie su parte inferior de adelante hacia atrás para evitar una infección del tracto urinario.
  • Para prevenir o curar una erupción o pañalitis, aplique ungüento. Siempre recuerde lavarse bien las manos antes y después de cambiar el pañal de su bebé.

La erupción del pañal es una preocupación común. Generalmente, el sarpullido es rojo y colmado de baches y tiende a desaparecer en pocos días con baños de agua tibia, algo de crema para pañales y un poco de tiempo sin el pañal. La mayoría de las erupciones ocurren porque la piel del bebé es delicada y se irrita con el pañal mojado o empapado.

padres primerizos

No obstante, a los fines de prevenir o curar la erupción del pañal, los Padres Primerizos deben saber estos consejos, que le serán bastante útiles:

  • Cambie el pañal de su bebé a menudo, y tan pronto como sea posible después de los movimientos intestinales.
  • Asee con delicadeza el área con jabón suave y agua preferiblemente, pues las toallitas a veces pueden ser irritantes, luego aplique una capa muy gruesa de dermatitis del pañal o crema “barrera”. Se prefieren las cremas con óxido de zinc porque forman una barrera contra la humedad.
  • Si usa pañales de tela, lávalos con detergentes que no contengan tinte ni fragancia, de preferencia con un jabón suave, especial para la ropa de bebés.
  • Deje que el bebé esté sin pañal durante parte del día, esto va a ser un problema para ustedes, pero le da a la piel del bebé la oportunidad de airearse, y por lo tanto, sanará más rápido.
  • Si la erupción del pañal continúa por más de 3 días o parece empeorar, llame a su médico, ya que puede ser causada por una infección micótica que requiere atención médica y eventualmente, tratamientos medicinales.

El baño: debe darle a su bebé un baño de esponja hasta que el cordón umbilical se desprenda y el ombligo se sane completamente, esto es de 1–4 semanas. En caso de circuncisión sana, entre 1-2 semanas. Un baño dos o tres veces por semana en el primer mes está bien. Los baños más frecuentes pueden secar la piel su bebé. Para ello, los Padres Primerizos deben tener estos artículos listos antes de bañar a su bebé:

  • Un paño suave y limpio.
  • Jabón y champú para bebés, suaves y sin perfume, de preferencia, antialérgico.
  • Un cepillo suave para estimular el cuero cabelludo del bebé.
  • Toallas o mantas.
  • Un pañal limpio.
  • Ropita limpia.

Baños de esponja: para un baño de esponja, es importante que los Padres Primerizos seleccionen una espacio seguro y lisa (como un cambiador, piso o mostrador), en una habitación cálida, luego:

  • Llene un fregadero, si está cerca, o tazón con agua tibia (¡no caliente!).
  • Desnude a su bebé y envuélvelo en una toalla.
  • Limpie los ojos de su bebé con una toallita (o una bola de algodón limpia) humedecida solo con agua, comenzando con un ojo y limpiando desde la esquina interior a la esquina exterior.
  • Use una esquina limpia del paño u otra bola de algodón para lavar el otro ojo. Limpie la nariz y las orejas de su bebé con un paño húmedo. Luego humedezca el paño nuevamente y, con un poco de jabón, lave su cara suavemente y sequelo.
  • Con el champú para bebés, forme una espuma y lave suavemente la cabeza de su bebé y enjuáguese.
  • Con un paño húmedo y jabón, lave delicadamente el resto del cuerpo, prestando mucha atención a las arrugas debajo de los brazos, detrás de las orejas, alrededor del cuello y en el área genital. Una vez que haya lavado esas áreas, asegúrese de que estén secas y luego ponga un pañal y vista a su bebé.

padres primerizos

Baños de tina: cuando su bebé esté listo para bañarse en la tina, los baños iniciales deben ser delicados y breves, es importante que los Padres Primerizos conozcan estos tips, para ir sobre seguros. Si él o ella se enoja, retome los baños de esponja durante una o dos semanas más, luego intente el baño nuevamente. Para ello, además de los suministros mencionados anteriormente, agregue:

  • Una bañera infantil de 2 a 3 pulgadas de agua tibia, ¡no caliente!, (para probar la temperatura del agua, toque el agua con el interior de su codo o muñeca). Una tina para bebés es una tina de plástico que puede caber en la bañera; es mejor para bebés y hace que el baño sea más fácil de manejar.
  • Desvista a su bebé y luego colóquelo en el agua inmediatamente, en una habitación caliente, para evitar los escalofríos.
  • Asegúrese de que el agua en la tina no tenga más de 2 a 3 pulgadas de profundidad, y que el agua ya no esté corriendo en la tina.
  • Use una de sus manos para apoyar la cabeza y la otra mano para guiar al bebé en los pies primero. Hablando suavemente, baje lentamente a su bebé hasta el pecho dentro de la bañera.
  • Use una toallita para lavarse la cara y el cabello. Masajee suavemente el cuero cabelludo de su bebé con las yemas de los dedos o un cepillo suave para bebés, incluida la zona sobre las fontanelas (puntos blandos), en la parte superior de la cabeza.

Padres Primerizos

  • Cuando enjuague el jabón o el champú de la cabeza de su bebé, coloque su mano sobre la frente para que la espuma corra hacia los lados y el jabón no entre en los ojos.
  • Lave suavemente el resto del cuerpo de su bebé con agua y una pequeña cantidad de jabón.
  • A lo largo del baño, vierta agua con regularidad sobre el cuerpo de su bebé para que no se enfríe. Después del baño, envuelva a su bebé en una toalla de inmediato, asegurándose de cubrir su cabeza. Las toallas para bebé con capucha son ideales para mantener caliente a un bebé recién lavado.
  • Mientras baña a su bebé, nunca lo deje solo. Si necesita salir del baño, envuelva al bebé en una toalla y llévelo con usted.

Circuncisión y cuidado del cordón umbilical:en caso de que los Padres Primerizos, tengan un varón y deseen circuncidar a su bebé, deben saber que inmediatamente después de la circuncisión, la punta del pene generalmente se cubre con una gasa cubierta con vaselina para evitar que la herida se pegue al pañal, para evitarlo:

  • Limpie de forma delicada la punta con agua tibia después de cambiar el pañal.
  • Aplique vaselina en la punta del pene para que no se adhiera al pañal. El enrojecimiento o la irritación del pene debe curarse en unos pocos días, pero si aumenta el enrojecimiento o la hinchazón, o si se forman ampollas llenas de pus, puede haber una infección, y deben llamar al médico de su bebé de inmediato.

padres primerizos

En cuanto al cuidado del cordón umbilical en los recién nacidos también es importante que los Padres Primerizos, conozcan que algunos médicos sugieren frotar el área con alcohol hasta que el muñón del cordón se seque y se caiga, por lo general es entre 10 días y 3 semanas, pero otros recomiendan dejar el área solo. Hable con el médico de su hijo para ver qué prefiere, en tanto:

  • El área del ombligo de un bebé no debe sumergirse en agua hasta que el muñón del cordón se desprenda y el área se cure.
  • Hasta que se caiga, el muñón del cable cambiará de color de amarillo a marrón o negro, esto es normal.
  • Llame a su pediatra si el área del ombligo se ve rojizo, o si se produce mal olor o secreción.

Alimento y eructo de su bebé: ya sea que alimente a su recién nacido con el pecho o con un biberón, es posible que los Padres Primerizos, no sepan cómo hacerlo. En general, se recomienda que los bebés sean alimentados a pedido, siempre que parezcan hambrientos. Su bebé puede indicarle llorando, metiéndose los dedos en la boca o haciendo ruidos de succión, a tales fines deben saber:

 Padres Primerizos

  • Un bebé recién nacido necesita ser alimentado cada 2 a 3 horas.
  • Si está amamantando, déle a su bebé la posibilidad de amamantar de 10 a 15 minutos en cada seno.
  • Si está alimentando con fórmula, lo más probable es que su bebé tome aproximadamente 2–3 onzas (60–90 mililitros) en cada alimentación.
  • Ahora, es posible que algunos recién nacidos necesitan ser despertados cada pocas horas para asegurarse de que comen lo suficiente. Llame al médico de su bebé si necesita despertar a su recién nacido con frecuencia, o si su bebé no parece estar interesado en comer o chupar.
  • Si está alimentando con fórmula, puede controlar fácilmente si su bebé está comiendo lo suficiente, pero si está amamantando, puede ser un poco más complicado.
  • Si su bebé parece satisfecho, produce unos 6 pañales mojados, y varias deposiciones al día, duerme bien y aumenta de peso regularmente, entonces es probable que esté comiendo lo suficiente.
  • Otra buena manera de saber si su bebé está recibiendo leche es notar si sus senos se sienten llenos antes de amamantar a su bebé, y menos después de amamantar.
  • Hable con su médico si le preocupa el crecimiento o el horario de alimentación de su hijo.
  • Los bebés a menudo tragan aire durante las comidas, lo que puede hacer que se pongan inquietos. Para ayudar a prevenir esto, eructe a su bebé con frecuencia.
  • Intente eructar a su bebé cada 2–3 onzas (60–90 mililitros), si lo alimenta con biberón, y cada vez que cambie de pecho, si está amamantando.
  • Si su bebé tiende a tener gases, tiene reflujo, o se inquieta durante la alimentación, intente eructar a su pequeño después de cada onza en el transcurso de la alimentación con biberón, o cada cinco minutos durante la lactancia.

Dentro de los consejos para eructos se sugiere a los Padres Primerizos, que lo hagan como se señala a continuación, para evitar complicaciones al respecto:

  • Sostenga a su bebé en posición vertical con la cabeza apoyada en su hombro.
  • Sostenga la cabeza y la espalda de su bebé mientras acaricia suavemente la espalda con la otra mano.
  • Sienta a su bebé en su regazo.
  • Sostenga el pecho y la cabeza de su bebé con una mano acunando la barbilla de su bebé en la palma de su mano y apoyando la palma de su mano sobre el pecho de su bebé (tenga cuidado de agarrar la barbilla de su bebé, no la garganta).
  • Use la otra mano para acariciar suavemente la espalda de su bebé.
  • Coloque a su bebé boca abajo en su regazo. Sostenga la cabeza de su bebé, asegurándose de que sea más alta que su pecho, y golpee suavemente o frote su espalda.
  • Si su bebé no eructa después de unos minutos, cambie la posición del bebé, e intente eructar durante unos minutos más antes de volver a alimentarlo.
  • Siempre eructe a su bebé cuando termine el tiempo de alimentación, luego manténgalo en posición vertical durante al menos 10 a 15 minutos para evitar escupir. (Ver también: Padres tóxicos)

padres primerizos

Fundamentos para dormir: como nuevo Padres Primerizos, es posible que se sorprenden al enterarse que su recién nacido, que parece necesitarlo cada minuto del día, realmente suelen  dormir  cerca de 16 horas o más.

Los recién nacidos suelen dormir por períodos de 2 a 4 horas. No espere que el suyo lo haga toda la noche: el sistema digestivo de los bebés es tan pequeño que requieren de alimento cada pocas horas, y deben despertarse si no han sido alimentados durante 4 horas (o más a menudo, si su médico está preocupado por el aumento de peso), en todo caso sepa que:

  • Muchos bebés duermen toda la noche (entre 6 y 8 horas), a los 3 meses de edad, pero si el suyo no lo hace, no es motivo de preocupación.
  • Al igual que los adultos, los bebés deben desarrollar sus propios patrones y ciclos de sueño, por lo que si su recién nacido aumenta de peso y parece saludable, no se desespere si no ha dormido toda la noche a los 3 meses.
  • Es importante colocar siempre a los bebés boca arriba para dormir para reducir el riesgo de síndrome de muerte súbita del lactante.
  • No usar mantas, colchas, pieles de oveja, animales de peluche y almohadas en la cuna, esto puede ahogar a un bebé; y compartir el dormitorio, no la cama de los padres durante los primeros 6 meses a 1 año.
  • También asegúrese de alternar la posición de la cabeza de su bebé noche a noche, primero a la derecha, luego a la izquierda, etc. para evitar el desarrollo de un punto plano en un solo lado de la cabeza.
  • Muchos recién nacidos tienen sus días y noches “mezclados”. Pueden estar más despiertos y alertas por la noche, y más adormecidos durante el día.
  • Una forma de ayudarlos es mantener la estimulación en la noche al mínimo. Mantenga las luces bajas, por ejemplo, utilizando una luz nocturna.
  • Reserve hablando y jugando con su bebé durante el día.
  • Cuando su bebé se despierte durante el día, trate de mantenerlo despierto un poco más tiempo hablando y jugando.

padres primerizos

No se asuste, parecen mucha información y muchos pasos, pero notará que pronto no se dará cuenta ya que la propia dinámica y la práctica, lo hará sencillo. Ahora los Padres Primerizos, pueden sentirse ansiosos por manejar a un recién nacido, pero unas pocas semanas desarrollaran una rutina y serán padres profesionales cuidando a su pequeño. No obstante, ante preguntas o inquietudes, pídale a su médico que le recomiende recursos que puedan ayudarlo a que ustedes y su bebé crezcan juntos. Éxito!!

Los Padres Primerizos y el sexo

Uno de los los aspectos de las parejas cuando son Padres Primerizos, es que la vida íntima, cuando llega su primer, la la mujer experimenta cambios su cuerpo, y esta llega a sentir que ya no es el mismo de antes, y no se siente cómoda en la intimidad. No solo con su cuerpo, sino que ahora debe dedicar la mayor parte de su atención en el bebé que recién llega a su vida, todo  ello hace que la otra pareja experimente un poco de abandono.

Tales cambios, por supuesto, traen repercusiones en la vida sexual de la pareja, llevando por tanto la mayoría de los casos a un distanciamiento y a un enfriamiento de la relación íntima de los Padres Primerizos. Al respecto hay algunos estudios que señalan que después del nacimiento del primer hijo, cerca del 80% de las madres sufren problemas de deseo. (Ver también: Relaciones Familiares)

Durante algunos meses pueden sentirse como aletargadas, sensibles, inseguras y hasta con temor, algunos de estos síntomas también se pueden reflejar en algunos padres (el hombre), pese a que las motivaciones de ambos son diferentes.

Ahora, se debe acotar que tal situación no obedece a una decisión personal, pues resulta que la mujer que ha dado a luz, este hecho se relaciona fundamentalmente con una verdadera tormenta hormonal que experimenta su organismo durante el embarazo y en los meses posteriores al parto.

En términos clínicos, esta condición se corresponde a cuestiones hormonales, llamada depresión postparto, este período se caracteriza por la eventual pérdida del deseo, que se potencia por una sensibilización especial que queda en la mujer que ha dado a luz luego de la dilatación de su útero y vagina, que viene a condicionar de forma inconsciente el deseo como consecuencia del miedo a sentir dolor durante la relación íntima.

Padres Primerizos

En tal sentido, los Padres Primerizos deben hacer frente además de la nueva responsabilidad con el recién llegado, también a los factores hormonales como son: la prolactina, que es la hormona responsable de mantener activa la producción de leche materna durante el tiempo de lactancia; se ha comprobado que es un compuesto totalmente  anti afrodisíaca, debido a la disminución de testosterona, hormona responsable del deseo femenino.

En tanto, en el varón de igual forma se da una disminución del deseo luego del parto, aunque obviamente carece de justificaciones hormonales. En este sentido, la merma de la disminución de la libido del compañero de la mujer que acaba de dar a luz, obedece a un conflicto característico: el de la persona que se siente desplazada del primer lugar en cuanto al afecto y la atención de su pareja.

¿Qué hacer?

Los pares experimentados ya han pasado por esta situación, quizás en varias ocasiones, pero los Padres Primerizos, requieren de algunas herramientas para que la relación íntima de la pareja no se enfríe con llegada del bebé. De tal manera que lo primero es admitir que  está bien permitir una desaceleración en la vida sexual, pero no hay que dejar que ésta se congele por completo. (Ver artículo: Amor entre Padres e Hijos)

Padres Primerizos

Por lo anterior expuesto, a continuación se dejan algunas recomendaciones sencillas que pueden ser útiles para los Padres Primerizos, en caso de enfrentar un enfriamiento de su intimidad con la llegada del primer bebé a sus vidas:

  • La vida sexual debe ser darse prioridad en la vida de los Padres Primerizos, sabiendo que no todas necesariamente terminen en la penetración.
  • Luego del nacimiento del primogénito, los Padres Primerizos deben enfocar la sexualidad en el disfrute en pareja, y no necesariamente en el desempeño sexual como tal.
  • Los Padres Primerizos, pueden considerar estos postulados: ambos padres pueden expresar su deseo sexual cuando quiera, y algunos de los dos pudiera negarse a sostener relaciones porque en ese momento no quiere. Hay que aclarar que no querer tener sexo, no significa no desear al otro.
  • Es importante conocer que el sexo menor es fundamental, es decir, los Padres Primerizos, nunca deben de dejar de decirse piropos ni de acariciarse, aunque que sea durante el sueño del nuevo bebé. Es fundamental mantener el erotismo, añadiendo, por ejemplo, duchas en pareja, también mientras el nuevo bebé descansa.
  • Los Padres Primerizos, deben mantener activa su vida sexual, para ello, el tema debe ser parte de las conversaciones cotidianas en pareja.
  • Se sugiere también, sostener su sentido del humor y la comunicación afectiva entre los Padres Primerizos, de ser posible, a diario.
  • Los Padres Primerizos deben procurar la estimulación constante como pareja, para ello agregar a la relación, factores sorpresa, mensajes, piropos, etc.

padres primerizos

(Visited 6 times, 1 visits today)

Deja un comentario