Lo que aún no sabes de los padres permisivos

Los padres permisivos, son personas, que por alguna razón toman ese estilo para criar y formar a sus hijos, bien sea porque cuando fueron niños, tuvieron carencias económicas, y al tener sus propios hijos desean brindarles todo lo que necesitan y satisfacer sus caprichos. Los padres permisivos, son personas excesivamente amorosas y cariñosas con sus hijos, pero no establecen reglas, normas ni límites, por lo que perjudican su crianza.

Padres permisivos

Padres permisivos

La forma de criar a los hijos bajo el esquema de permisivos, es un estilo con un esquema de escasas demandas, y con altos niveles de capacidad de respuesta, en este artículo, les daremos a conocer, de qué se trata una educación y formación en el hogar con padres permisivos. (Ver Artículo: Padres solteros)

El comportamiento de padres permisivos, suelen ser muy afectuosos y empalagosos, pero en su mente y estilo de crianza no conocen las reglas no los límites.

Los padres permisivos, no son precisamente las personas que esperan que sus hijos actúen de una manera madura, razón por la que los niños se confunden con este tipo de padres, muchas de las veces piensan que son sus amigos y no sus padres.

Por lo general, este tipo de padres permisivos, aseguran que los “niños…son niños”, lo que traduce que no merecen ser tratados como personas que se desarrollan y crecen. Son padres que colman a los hijos de cariño y amor, no se preocupan ni siquiera en intentar de controlar y establecer disciplina a sus hijos.

padres permisivos

Los niños criados y formados por padres permisivos, en vista de que no conocen reglas, ni tienen expectativas, ni límites, les cuesta lograr la autorregulación y el autocontrol.

Los padres permisivos, son aquellas personas en su condición de padres, que no ejercen ningún o poco control sobre sus hijos, la educación se fundamenta en la ausencia de normas y límites. (Ver Artículo: Padres autoritarios)

Para muchos padres permisivos, consideran que los vínculos afectivos es la única forma de comunicarse con los hijos, por lo que pueden dejar a un lado importancia que representa una verdadera crianza.

Es el tipo de padres, que le proveen a los hijos absoluta libertad para que sean ellos quienes tomen sus propias decisiones, con respecto a lo que prefieren, desean hacer, como y cuando. Es tanto la independencia de estos padres, que suelen ser  en demasía tolerantes, aun presenciando conductas que nos les agraden ni estén correctas.

Padres permisivos

Los padres permisivos, son personas que no quieren conflictos, son personas pacientes, que no desean tener problemas ni tampoco afrontarse ante los hijos. En este tipo de crianza impera la complacencia y la pasividad, por lo que no son capaces de establecer normas, ni reglas, mucho menos límites y actuar con firmeza en la formación y crianza de los hijos.

Los padres permisivos, con su actitud y durante la formación de sus pequeños hijos, no saben las consecuencias que les traerá a las personas para su futuro, causandoles en su desarrollo problemas para comunicarse ante la sociedad y en vínculos afectivos entre los padres e hijos.

Consecuencias de actitud de un padre permisivo

Los padres permisivos, por su desconocimiento del daño que le causa a sus hijos, por su actitud de dar libertad, y la falta de establecer normas y límites, conlleva en la formación y crianza una serie de consecuencias, a saber:

  • Los niños no sienten seguridad por tener padres que no conocer normas y límites
  • Los niños adoptan actitudes impulsivas y agresivas, por la falta de autocontrol
  • No conocen las responsabilidades personales, creen que todo se lo deben hacer
  • Los niños pueden transformarse en personas exigentes, egoístas y dominantes
  • Los progenitores pueden llegar a ser sobreprotectores
  • Los niños se distancian emocionalmente

Padres permisivos

Entre tantas consecuencias que traen la crianza y formación por parte de padres permisivos, se inicia por la razón que los progenitores, son seres amorosos y crean vínculos afectivos con el niño, sin embargo, no tienen el valor y el conocimiento de cómo establecer normas y límites.

El implantar y aplicar reglas de convivencia para la crianza de los hijos, representa un gran significado en la educación de los hijos, son necesarias debido que es la forma que comprendan las consecuencias de su comportamiento y acciones, además de enseñarles valores, para que se sientan confiados, seguros y protegidos en un ambiente familiar que reina la armonía y el equilibrio.

Entonces, los niños sienten ausencia de autoridad, y piensan que pueden hacer todo lo que les venga en gana, muchos se convierten en seres tiranos, claro está, se sienten que tienen el control y que sus padres son sus serviles.

Padres permisivos

Los hijos de padres permisivos, igualmente pueden tomar conductas malcriadas, y manipuladores. También les causa a los hijos baja autoestima, los niños esperan que los padres los orienten y los guíen, además que les presten atención.

Un padre permisivo, por su desinterés en el cuidado de sus niños, puede llegar a convertir a los hijos en personas perezosas, por lo que es importante las actividades cotidianas bien claras, de lo contrario se vuelven irresponsables por lo que terminan siendo personas desaplicadas.

La exagerada crianza permisiva, permite que muchos hijos no conozcan ni aprendan de como tener la capacidad para resolver conflictos sociales, y emocionales, aspectos necesarios en la vida de una persona.

Igualmente, otra causa que no se puede dejar de mencionar, es que las personas formadas por padres permisivos, suelen tener una personalidad impulsiva, descontrolada y violenta, esto ocurre por la carencia de reglas y límites.

Padres permisivos

Los hijos que han tenido padres permisivos, no cuentan con una buena orientación, han tenido demasiada independencia por lo que no conocen habilidades suficientes ni la capacidad para solucionar problemas por sí mismos.

Pueden ser personas que presentan problemas de autoestima, y no tienen seguridad personal, por lo que pueden tener conductas inadecuadas debido a que no conocen normas, reglas ni límites.

Sin embargo, en estos casos de hijos con problemas de conducta a consecuencia, de la crianza por padres permisivos, pueden obtener ayuda por parte de especialistas en la materia, no todo está perdido, lo que si no se puede dejar de resaltar que están envueltos por el exceso de cariño y amor por parte de los padres.

Características de padres permisivos

Los padres permisivos, son personas con un estilo de crianza muy particular, que fundamentan su interrelación en el vínculo afectivo, sin importar otros aspectos que resultan importantes para la formación de los hijos.

Las características que definen a los padres permisivos, se pueden determinar con facilidad y son claramente el ejemplo de lo que sucede al ser apáticos ante ciertos comportamientos, tales como:

  • Ejercen un mínimo control o persiste la ausencia del control.
  • La interrelación es afectuosa y fluida, muchas veces excesiva.
  • Tratan a sus hijos al mismo nivel de ellos, inclusive les confiesan asuntos no propios de su edad, por lo que no reciben respuesta por falta de razonamiento.
  • Son padres muy afectuosos y cariñosos
  • No tienen la capacidad de asignar tareas a los hijos para que los haga responsables
  • No establecen normas ni reglas

Padres pernisivos

  • Son padres que evaden las confrontaciones y conflictos con los hijos
  • Acepta los caprichos de los hijos
  • Los padres permisivos no tienen la capacidad de decir NO
  • Son tolerantes, no saben dar instrucciones, ni tampoco establecer autoridad
  • No son existentes, por lo que los hijos se comportan de una forma independiente y no colaboran en las actividades del hogar, no tienen modales ni conocen sus deberes.
  • No existen reglas de comportamiento ni para cumplir actividades cotidianas, los hijos hacen lo que más les apetece
  • Permiten que los hijos tomen el control de su conducta y toma de decisiones
  • Son padres demasiados consentidores

Padres permisivos

  • Tiene temor en corregir a sus hijos, porque piensan que sus hijos son muy pequeños para enmendarlos
  • Acceden a que los hijos hagan su voluntad, por ejemplo si el hijo quiere o no asistir a clases, es aprobado por el padre.
  • Encubren las fallas y errores, si el hijo no cumplió con una actividad escolar, le dice al maestro que estaba quebrantado de salud.
  • No asignan responsabilidades a los hijos
  • Aprueban las faltas de respeto, se hacen los que no han presenciado ningún problema que deban corregirlos.
  • Su hijo no tiene la culpa de nunca, podrán manifestarle muchas quejas por la mala actitud de su niño, pero lo no reconoce, a lo que dice que su niño no hace nada incorrecto.

Que origina un padre permisivo

El acontecimiento de ser padres, no es algo que resulta fácil para muchas personas, hay quienes sienten temor de ser tildados como malos padres, y los lleva a ser espléndidos y bondadosos con los hijos.

Existen quienes tienen la tarea de ser padres, que durante su infancia fue escasa y desamparada en lo económico, esto les genera una condición que no desea que sus hijos sufran las mismas carencias que ellos tuvieron.

Entonces, son los padres que son consentidores y les proveen a sus hijos todo lo que desean y que disfruten lo máximo, de lo que ellos no tuvieron en su infancia.

Igualmente, el miedo de ser vistos por los hijos como pésimos padres, lo evaden complaciendo todos los caprichos y deseos de los hijos. Así como, se sienten culpable por haber pasado toda la vida trabajando y no compartir y disfrutar mucho tiempo con los hijos.

Los padres que se mantienen cumpliendo sus obligaciones, son aquellos que por falta de tiempo por sus ocupaciones, no desempeñan efectivamente el rol de padres, por lo que el sentimiento de culpa los angustia y sienten pesar.

Padres permisivos

Entonces, como resultado, son los padres permisivos que para cubrir su ausencia, les obsequian de todo a los hijos, y les dan permiso para que hagan lo que deseen.

Es una forma de crianza y formación sin criterios, y no se miden consecuencias, el tiempo va transcurriendo, y los niños son los más perjudicados.

Los padres permisivos, deben de orientarse buscando la forma adecuada, para que los hijos conozcan reglas, límites, enseñanzas y valores, explicarles que la vida está llena de momentos alegres, tristes y de frustraciones, que deben tener paciencia , y que sepan que existe el vocablo NO.

Los padres permisivos, tienen la tarea de conectar a los hijos con la realidad del mundo actual, enseñarles que no todo es disfrutar, deben tener condiciones y reglas a las que se tienen que ajustar con paciencia y tolerancia, y especialmente explicarles que no son todopoderosos.

padres permisivos

No deben de sentir miedo, a que los hijos lloren, que armen berrinches, que les diga en algún momento que no los quiere, a que sean rebeldes, son situaciones naturales por lo que todos los seres humanos deben pasar. Deben de tener seguridad y confianza, no sobreproteger a los hijos, porque lo hacen de una forma exagerada y perjudicial.

Muchos padres permisivos, actúan de esta forma, porque en su pasado, sus progenitores se comportaron con ellos muy estrictos, por lo que no desean que en su rol de padre hacer lo mismo con sus hijos.

Las personas cuando son padres desde muy jóvenes, también los lleva a ser padres permisivos, porque piensan que es una actitud de las épocas modernas, asumen que los límites, reglas, normas y horarios pueden llegar a causar traumas a los hijos.

Importancia del equilibrio de un padre permisivo

Las personas cuando son padres, deben de ser estables y seguros, para que sus hijos tengan una crianza saludable,  en los momentos de aplicar reglas y normas, los niños necesitan de padres que lo respeten, y les enseñe valores con amor para que puedan desenvolverse en la sociedad.

Es importante, que los padres conozcan las normas del hogar para saber negociar, que no sea por capricho de los padres ni de los hijos, ésto permitirá que los hijos cumplan normas con respeto y de una forma consciente, que no sea por miedo o por otros efectos. Se deben enseñar a dialogar, a interrelacionarse entre sí, y a pactar y cumplir acuerdos.

Mientras que existan normas, reglas y límites bien establecidos y transparentes acordados entre padres e hijos, y además en un clima del hogar que sea armonioso, con toda seguridad los hijos serán seres  humanos que se desempeñarán en el mundo exitosamente.

Consejos

No existe algún padre en el mundo, que desee que sus hijos sean mal educados, o que no tengan límites claros para desempeñarse en la vida, lo que es cierto, que muchos a causa de sus limitaciones económicas, confunden los lazos afectivos (exceso de cariño) con complacer todos los caprichos de los hijos. (Ver Artículo: Consejos para padres)

Lo magnífico, es que los padres decidan de una manera razonable que le quieren hacer bien y desean lo máximo para sus hijos, y hacerlo saber a sus niños de una forma cariñosa y comprensiva de la manera de cómo actuar y los beneficios que tendrán por un buen comportamiento.

Padres permisivos

Los padres deben demostrar disciplina y respeto ante los niños para que tengan desde un principio el conocimiento de los valores y de la autoridad.

Muchos especialistas en el tema, aseguran que las normas, reglas y límites bien pautados, no son perjudiciales, al contrario son herramientas que apoyan en la formación y crianza de los hijos, y sobre todo que comprendan que sus actos incorrectos les traen consecuencias.

Es muy valioso para los padres, que una vez que vayan a establecer normas sean claras, y discutidas previamente en pareja, para que sean coherentes cuando se les aplique con respeto y seguridad a los niños.

Las fallas que deben de evitar los padres, es luego de haber dicho NO, es ceder con facilidad para complacer a lo que desea el hijo.

Padres permisivos

Las reglas establecidas deben ser claras, transparentes y razonables, deben de comunicarse con claridad, y se deben de reforzar en ciertos períodos. (Ver Artículo: Reflexiones para padres e hijos)

Los niños y adolescentes, requieren que establezcan parámetros claros, posturas firmes y abiertas, la comunicación permanente, saberlos escuchar, establecer límites, pero, especialmente decirles que son seres especiales, bondadosos y con grandes potenciales que los llevarán a la cima del compromiso y del éxito en la vida, y que esa es la realidad que los espera.

Resumen

Cuando los niños son criados por padres permisivos, no conocen la autodisciplina, no tienen capacidad para relacionarse socialmente, en algunos casos son personas exigentes, inseguras por la falta de límites y orientación. Los padres, deben de plasmar una lista con todas las reglas básicas, enseñarlas y mostrarlas a los hijos, de esta manera conocerán cómo comportarse, los padres igualmente deben de saber cuáles son sus expectativas.

Los padres, deben de conocer y confirmar que los hijos entienden la importancia de cumplir reglas, y de cumplirlas, de lo contrario serán inútiles los esfuerzos. Un aspecto importante, es que los padres deben ser firmes en establecer y lograr que las reglas se lleven a cabo, si flaquean y se vuelven permisivos, no tendrán éxito. Lo deben de hacer saber a los hijos como siempre, con cariño y amor. Explicar a los hijos el significado importante que representa cumplir las reglas.

Los padres permisivos, deben de buscar las formas de ayudar a sus hijos a que entiendan sus expectativas y reglas. Cuando le proporciones a los hijos de una forma equilibrada, cariñosa, respetuosa, amable y transparente, pueden confiar que alcanzarás tener unos hijos con habilidades y capacidad que necesitan para triunfar en la vida.

Los padres, que adquieren autoridad positiva, son aquellos que saben desempeñarse ante cualquier acontecimiento social, y pueden mantener un vínculo con los hijos, además que debe estar acompañada de dos elementos importantes como son el amor y el sentido común.

Cuando prevalece el amor y la objetividad, se toman decisiones que pudieran verse algunas veces como que no sean las mejores; sin embargo, en la medida que transcurre el tiempo, los padres y los hijos, se darán cuenta que fue lo más correcto y la valoran con gran admiración, porque les brinda bienestar palpable a los padres e hijos.

Padres permisivos

Mientras que el sentido común, es lo que permite que los padres apliquen las normas y límites adecuados, justo cuando es necesario y en el momento preciso, que va en beneficio del niño, del padre y del acontecimiento.

Por último, es importante, que los hijos sean escuchados atentamente a sus planteamientos, y demostrarles confianza en sí mismos, que tienen capacidad y habilidad para solucionar sus conflictos y manejar sus sentimientos, y que su futuro será lleno de éxitos y amor.

(Visited 32 times, 1 visits today)

Deja un comentario