¿Sabes cómo son los buenos padres? Descúbrelo aquí

Los buenos padres, son personas que tienen las mejores intenciones para desempeñarse como progenitores, son quienes buscan de realizar todas las actividades que son propias de los hijos, son controladores, se preocupan por el comportamiento de los hijos ante la sociedad, y viven del que dirán.

Buenos padres

Buenos padres

Las frases de buenos padres, tiene su principio en ser buenas personas, son los que tienen una personalidad recta, equilibrada, no le agradan los conflictos emocionales, de manera que no afecte la crianza la de los hijos.

A este tipo de padres considerados como buenos padres, les interesa mantener una relación con los hijos que se encuentre de los límites del orden, son cuidadosos con las tareas elementales de ser padres. (Ver Artículo: Padres responsables)

Los buenos padres, son aquellas personas que piensan que tienen la obligación y el deber de realizarlo todo por ellos, son quienes se vuelven cautivos de sus hijos, vigilan a que el niño se despierte a buena hora, que hagan sus quehaceres higiénicos, que se vistan adecuadamente, muchos deciden hasta vestimenta van a usar.

Es el tipo de padres, que están recordando continuamente, lo que deben a hacer por ejemplo: compórtate bien, se buen niño; acomódate la camisa, recuerda los libros.

Buenos padres

Los padres buenos, son aquellos que cansan a los hijos, cuando regresan de clases, le lleva sigue cuanto movimiento hace el hijo, además le pregunta: “como te fue?”, “muéstrame tus cuadernos”; “corre y lávate las manos”; “cámbiate la ropa del colegio”; “come, apártate, y vete a descansar”

Los buenos padres, generalmente, suelen contar con buenas acciones, pero, lo que hacen es entorpecer el comportamiento de los hijos, los despojan de la autonomiza y de la independencia. Los niños criados y formados por padres buenos, los hace niños con impedimentos en su desenvolvimiento.

Los buenos padres, se posesionan de todas las responsabilidades que deben cumplir los hijos, piensan que las actitudes y la imagen que proyectan los hijos, es la forma de actuar los padres. (Ver Artículo: Padres tóxicos)

Son los padres que se angustian por la figura que los identifique ante la sociedad, por lo que deciden tomar los deberes de los hijos y hacerlos ellos para que las actividades estén bien hechas.

https://youtu.be/lIa7rAyTh_g

No dejan que los hijos tomen sus propias decisiones, se lamentan y resguardan de todas las acciones que los pudiera perturbar, no los permiten que sean libres para aprender por sí mismos.

Se sienten importantes, al mantener el control de las tareas de los hijos, no permiten que los hijos sean independientes.

En su concepto de crianza y formación de los hijos, mantienen la negación de darles la oportunidad para que aprendan de los principales valores como el respeto mutuo, debido a que en la medida que el tiempo transcurre se vuelven más controladores, sobreprotectores y se conmueven de los hijos, sin darse cuenta vulneran el respeto que les deben como seres humanos.

Buenos padres

Los buenos padres, persiguen con su actitud  y tienen como objetivo, es que sus hijos sean personas de buen comportamiento y sentimientos, por lo que toman la actitud de controlar y no dejan que sean por sí mismos las personas libres y capaces de tomar sus propias decisiones.

Muchos padres, han acudido a buscar el asesoramiento por parte de especialistas, que les permita tener una buena comunicación con los hijos, conocer el valor del respeto y el sentido de la independencia, por lo que muchos asisten y desean criar y formar a sus hijos bajo el concepto de ser mejores que “buenos padres”. (Ver Artículo: Reflexiones para padres e hijos)

Características de buenos padres

Existen personas, que dentro de sus creencias piensan que están actuando de la mejor forma para ser buenos padres, y los definen algunas características como:

  • Son controladores
  • Piensan que tienen el derecho en todo
  • Les manifiesta a los hijos que tienen obligaciones con ellos
  • Creen que deben ser perfectos
  • Exigen sumisión y dependencia

https://youtu.be/rTYPXtaS5VE

  • Dan premios y también castigos
  • Hacen lo posible por tener la razón y ganar
  • Les preocupa que ser justos
  • Proveen a los hijos con condiciones
  • Se angustian y preocupan por el que dirán
  • Obligan a los hijos a esforzarse para que los haga quedar bien
  • No fomentan el respeto mutuo

Características de los hijos formados por buenos padres

Mediante la crianza que reciben los hijos, por los buenos padres, muestran los resultados de su formación según su desempeño, como:

  • Son rebeldes
  • Sienten que siempre deben ganar
  • Ocultan sus verdaderos deseos
  • Se sienten ansiosos
  • Pretenden y buscan vengarse siempre
  • Se fundamentan que la vida es injusta
  • Son mentirosos

Buenos padres

  • Son desconfiados de las demás personas
  • Se sienten que los explotan
  • Les gusta explotar a los demás
  • Piensan que no son suficientemente buenos
  • Se convierten en personas perfeccionistas
  • Les preocupa lo que opinen otras personas

Consejos para ser buenos padres

Es fundamental, que los buenos padres, conozcan que son el ejemplo que los hijos buscan seguir, a continuación te indicamos algunos que suelen ser interesantes y te apoyan a actuar como buenos padres.  (Ver Artículo: Consejos para padres)

Manifestar amor: se está claro, que todos los padres, quieren a sus hijos, pero no son capaces de expresarles lo mucho que lo quieren y la importancia que tienen en sus vidas.

Buenos padres

No basta con atender sus necesidades materiales, en animarlos y consoladores siempre que estén en llanto, ocuparse por que duerman, descansen, por su alimentación, es importante decirles que se les ama.

Los padres, deben de expresarles a los hijos que su amor es único e incondicional, los niños que reciben afecto son los que tienen la capacidad de transmitirlo, así como decirles que de su comportamiento y acciones será su futuro.

Mantener un ambiente familiar armonioso: para todo hijo, la presencia y figura de los padres es importante para su crianza y crecimiento, acompañado de un clima familiar donde exista el cariño, el respeto y la armonía es necesario para su desarrollo emocional.

Lo más recomendable es impedir situaciones de discusiones, delante la presencia de los niños, se les puede explicar sutilmente cual es la situación que ocurre, si lo amerita, si los padres se mantienen en silencio, podrían interpretar que son ellos los culpables.

Buenos padres

En el caso, que los hijos presencian con frecuencia conflictos y discusiones entre sus padres, pueden pensar que la mejor forma para resolver problemas es mediante los altercados y violencia.

Enseña la confianza y la comunicación: es muy importante fortalecer el diálogo, se les debe explicar de acuerdo a su edad, y con actitudes positivas y abiertas y sencillas, lo comprenderán.

No se deben de amenazar, ni ofrecer promesas que después no se cumplen, porque se sentirán engañados y pierden la confianza.

Educar con el ejemplo: hay cualquier cantidad de formas para expresarles a los hijos lo que deben o no deben hacer, pero, el más efectivo es con un buen ejemplo. Los padres, deben tener en cuenta que los hijos te observan continuamente y están copiando las actitudes y comportamiento bien sean los buenos como los malos.

Buenos padres

Compartir tiempo: los hijos necesitan que los padres les hablen, y les cuenten de sus vidas, de sus antepasados, así como que les cuenten historias, les fascina compartir juegos, es una manera formidable que permite estar cerca de los hijos, además de que los ayuda a desarrollar sus habilidades.

Es importante, que los padres dispongan de algún tiempo libre para compartir con los hijos, para ellos les será gratificante así sea poco, con toda seguridad comprenderán la ocupaciones de los padres.

Aceptación: cada individuo tiene su propio carácter y personalidad, por lo que se deben aceptar con respeto tal como son. Muchos hijos, demuestran algunas cualidades y aptitudes que los padres no esperaban; esto los hace sentir angustiados y muchos se sienten rechazados, que como resultado todos se sienten frustrados.

Los padres deben de recordar, que los hijos deben ser aceptados tal como llegaron al mundo, no deben intervenir en querer cambiar su forma de actuar, los anhelos de los padres no siempre son los elegidos y preferidos de los hijos.

Buenos padres

Establecer valores y respeto: los niños son inteligentes para saber los hábitos y conductas que les enseñan los padres, no se debe mantener un clima en el hogar rígido de disciplina, pero sí un ambiente de constancia y naturalidad. Se les debe enseñar el respeto hacia las personas, y a cuidar y respetar los objetos de la casa.

No a los castigos: los padres, no deben de enmendar a los hijos sin necesidad, los niños no olvidan que los castigaron injustamente. Los padres pueden utilizar otras técnicas para llamarles la atención.

Se deben elogiar: para un hijo es estimulante que los padres estén al tanto de sus adelantos, progresos y logros, además de decirles que se sienten orgullosos de ellos. Los padres no deben de escatimar palabras alentadoras y reconfortantes para los hijos cuando las necesiten, y reforzarlos que están actuando correctamente, y que van por buen camino.

Reconocer y felicitarlos, es suficientemente importante para su crecimiento, no solamente se deben de regañar y llamar la atención.

Buenos padres

No perder la paciencia: muchos padres suelen perder la paciencia, ante el comportamiento de los hijos, porque actúan groseros e irrespetuosos, pero, jamás se debe perder la cordura.

No se les debe expresar palabras como: “eres insoportable”, “eres un tonto”, una descalificación mencionada por los padres los hace perder su autoconfianza. Si ocurriera por alguna razón, la pérdida de paciencia y se comete un error hacia ellos, se les debe pedir perdón enseguida, y reconocer ante ellos que cometimos un error.

Resumen

Actuar como buenos padres, se refiere a las personas que perennemente se desarrollan como una persona que se dedican y esmeran por entregar su mejores actitudes hacia los hijos, que les permita crecer en un ambiente lleno de armonía, respeto amor, y reconocimiento, pensando siempre en hacer todo de manera correcta.

https://youtu.be/qlHr3P1TMQE

Ninguna persona nace aprendida, para ser buenos padres, sin embargo, cuando toman la decisión de recibir hijos para criar, lo hacen desde una perspectiva que están abiertos a recibir aprendizajes, buscan apoyo en sus amigos, familiares, asesoría de especialistas, de manera tal, que les permita actuar como buenos padres.

Las personas que intentan y desean ser buenos padres, siempre andan en la búsqueda de obtener orientación por parte de profesionales en el área, quienes les enseñan herramientas y técnicas para alcanzar el éxito actuando como buenos padres. Entre las que se encuentran:

Los padres siempre deben estar presentes y disponibles para apoyar la educación de los hijos. Implantar reglas: es importante para los niños, que los padres, les establezcan rutinas, normas, reglas y límites que los ayude a aplicar para su buen crecimiento y comportamiento ante la sociedad.

Buenos padres

Establecer confianza: los padres, deben compartir en confianza con los hijos, mediante conversaciones transparentes, amplia y amena.

Educar con ejemplo: mediante el buen comportamiento de los padres, los hijos van practicando sus actitudes y conductas, refuerzan valores y vínculos afectivos.

Demostrar sentimientos: tanto las emociones como los sentimientos, se van desarrollando en el transcurso que el individuo va creciendo, lo importante es enseñarles que reconozcan sus emociones, de cuando tengan rabia, alegría, tristeza, y cariño hacia los demás.

Buenos padres

Ser sensato: los padres, deben planear con claridad, qué es lo que quieren para su vida, de manera que, con una forma sensata y consciente se la transmitan a sus hijos, reconociendo las habilidades y capacidades para fomentar el mejor crecimiento y desenvolvimiento futuro de los hijos.

Saber escuchar: es un aspecto, que prevalece, en la comunicación entre los padres y los hijos, deben de aprender y saber comunicarse asertivamente con los hijos. Es primordial el saber escucharlos en sus diálogos y conocer sus gestos, estados de ánimo y emociones. El interrelacionarse mediante regaños, sermones y llamados de atención, interfiere en el momento de comunicarse y puede romper la unión, compresión y hasta los vínculos afectivos.

Ser buenos padres, es más que una responsabilidad, representa un arte, que las personas pueden lograr mediante los valores como el respeto y el amor, además existen muchas herramientas y prácticas que aprendidas y aplicadas, resultan ser beneficiosas y apoyan a los individuos en actuar como buenos padres.

Buenos padres

Los buenos padres, pueden y deben conllevar los valores importantes para el crecimiento con sus hijos, pero no deben de calificarlos ni castigarlos innecesariamente en todo momento.

Los buenos padres, siempre tienen la intención de ejercer disciplinas buenas, dentro del amor, fortaleciendo los vínculos con su presencia. Las faltas y errores lo consideran como oportunidades para aprender, comprenden que a los hijos se deben de valorar, y que cada quien es diferente y tiene un rol importante dentro del núcleo familiar.  Están conscientes y atentos en buscar las mejores soluciones a los conflictos, sin necesidad de buscar culpables.

(Visited 9 times, 1 visits today)

Deja un comentario